Todas las personas sueñan a lo largo de la vida, y en la mayoría de los casos hay sueños disparatados que poca explicación tienen al respecto. En esta nota, Periodismo Urbano se ha encargado de buscar algunas respuestas a los interrogantes suscitados.

El hombre prehistórico para su asombro, tomó conciencia de que su reposo se poblaba de imágenes. A veces podía recordarlas cuando despertaba pero en muy escasas ocasiones conseguía relacionarlas  con hechos o situaciones reales que ha vivido en estado de vigilia. Descubrió que podía soñar, y a partir de ese hallazgo se obsesionó con por entender el significado de los sueños.

En las civilizaciones más antiguas les adjudicaban un carácter mágico, producto de una visión del mundo que reverenciaba a las fuerzas de la naturaleza. Los entendían como advertencias o presagios sobre lo que vendría, como señales del futuro. El nacimiento de los mitos y de las religiones, más tarde, fue otorgando a los sueños nuevas significaciones. Se empezó a considerarlos como mensajes del más allá, como vaticinios provenientes de seres mitológicos, de poderes ocultos e inalcanzables, de dioses y demonios.

Los sueños parecen ser manifestaciones comunes de una experiencia compartida por los humanos, mas allá de las diferencias que se fueron dando a lo largo de la historia. Es que a pesar de todo seguimos siendo integrantes de una única especie.

Hay sueños y situaciones típicas de determinadas culturas, como el quedarse paralizado al rendir un examen. Es una expresión de ansiedad muy frecuente en las sociedades industrializadas.

Pero el sueño de persecución, por ejemplo, atraviesa las fronteras culturales. El temor de sentirse atacado es un sentimiento tan elemental que esos sueños aparecen en todas las sociedades. Estos sueños comunes pueden tener significados particulares para cada persona, y de hecho los tienen, porque la vida onírica de cada uno es diferente a la de los demás. Sin embargo, se cree que para todos representan más o menos lo mismo.

 

SOÑAR CON… Estar desnud@

Podemos soñar que estamos desnudos o mal vestidos ante personas extrañas sin sentir la menor vergüenza. Pero cuando sí la sentimos y queremos huir o escondernos, suele atacarnos una singular parálisis que nos impide remediar esa humillante situación.

En general, nos sucede ante desconocidos o personas no identificables que ni siquiera reparan en la desnudez que tanto nos avergüenza. Al contrario, muestran absoluta indiferencia.

Todo indica que esos sueños se basan en recuerdos de nuestra temprana infancia. Solo en ésa época fuimos vistos desnudos, tanto por nuestros familiares como por personas extrañas, sin que nos causara vergüenza alguna.

En la edad adulta, cuando volvemos la vista hacia atrás, vemos a esa desinhibida época infantil como un paraíso. Por eso sus moradores viven desnudos, sin avergonzarse ante los otros.

Al contrario de lo que podría parecer, generalmente este sueño no tiene connotaciones sexuales. Soñar que uno se saca la ropa puede significar que va a encontrarse con nuevas situaciones favorables para su vida y sus proyectos. También puede simbolizar temor de que alguien averigüe algo que uno prefiere esconder.

Si una persona desnuda en el sueño nos produce rechazo, puede indicar que no la conocemos en realidad. También puede simbolizar una relación amorosa “ilícita”, pérdida de prestigio y actividades escandalosas.

Contrariamente, si nos afecta la desnudez de la persona con la que soñamos, quiere decir que somos capaces de comprender y aceptar a los demás tal cual son.

 

Una persecución o una huida

Investigaciones realizadas en los Estados Unidos indican que el tema ataque-persecución es uno de los dos sueños de ansiedad mas comunes en grupos tan diversos como estudiantes universitarios, presidiarios y reclutas del ejército.

Según la tradición psicoanalítica, los sueños de persecución son una metáfora onírica de la inseguridad y expresan dos ansiedades subconscientes diversas: miedo a la castración, entre los hombres, o el de un ataque sexual, para las mujeres.

Otros se ven perseguidos por personas, conocidas o no, que pueden representar aspectos no resueltos de sus vidas o sus personalidades. Si uno sueña que su perseguidor/a lo atrapa, quiere decir que le queda mucho por hacer. Si logra escapar, nada ni nadie le impide enfrentar nuevos desafíos. Soñar que nos persiguen también puede significar que nos negamos a aceptar puntos de vista diferentes de los propios. Y si el perseguidor es uno, puede ser que en la vida real no se le esté dando el lugar que cree merecer.

Correr en sueños para escapar de un peligro significa problemas en puerta y dificultades para resolverlos. Soñar que uno huye de un sitio en el que ha estado cautivo representa la necesidad que siente de evitar confrontaciones  dolorosas en la vida real. También puede significar que uno se niega a enfrentar un problema que no va a desaparecer por sí solo. Si en el sueño uno logra escapar de una situación angustiante, su suerte cambiará para bien.

 

La muerte

Otros sueños típicos son los que entrañan la muerte de familiares y seres queridos. Si uno/a es hipersensible y se despierta con una terrible sensación de congoja, puede ser que haya sentido la muerte de alguien.

En las personas mayores, soñar con la muerte sin sentir miedo o preocupación es un modo de prepararse para su propio final.

Soñar con la muerte representa, en ocasiones, una liberación de las preocupaciones actuales y significa lo opuesto a morir: una curación o un “renacimiento” está a punto de ocurrir.

Un cadáver visto en sueños simboliza que parte de uno ha muerto, en términos emocionales.

Si uno sueña con su propio funeral, es que ha puesto el punto final en una situación enojosa que venía arrastrando en la vida real, consigo mismo o con otros. Significa que se acaba de sacar un peso de encima.

Soñar con el funeral de un tercero indica que uno quiere enterrar algo de le pasado o algún sentimiento hacia una persona.

Si uno sueña que asiste al funeral del padre o de la madre, cuando en la vida real todavía viven, significa que se busca una independencia que hasta ahora no se ha tenido.

Soñar con el funeral de un desconocido indica que en la vida real uno debe dejar de lado algo viejo (una situación, un sentimiento, un prejuicio, etc) para dejar lugar a lago nuevo.

 

Una caída

Casi todos hemos despertado, alguna vez, con la sensación de estar cayendo desde una gran altura. Esta inquietante pesadilla puede tener origen en una súbita baja de la presión sanguínea, o en un movimiento de fluido en el oído medio o en una pierna que se sale del borde de la cama.

Pero estos sueños para la psicología, tienen raíces subconscientes mas profundas. Representan el momento en que el bebé da sus primeros pasos, como situación que queda impresa en el cerebro como una imborrable metáfora de la inseguridad.

Sigmund Freud propuso dos interpretaciones: decía que, en las mujeres, caer significaba rendirse a la tentación erótica. La soñante se veía a sí misma como la mujer caída. Por otro lado, sostenía que la caída también expresaba la ambición de regresar a la infancia, cuando el niño que caía era alzado y acunado en brazos tranquilizadores.

Una teoría actual sostiene que la caída por lo general simboliza inseguridad y sensación de no tener de dónde sostenerse. Caer en sueños también puede significar miedo a perder afectos o el respeto de los demás. También simboliza dificultades financieras y descrédito social o profesional.

Si uno se lastima al caerse  en un sueño, tal vez vaya a encontrarse con la traición de un amigo/a. Si ve a otro caerse, es un deseo reprimido de que esa persona sufra.

 

Volar

Símbolo de la libertad, este sueño ofrece buenos presagios. Instintivamente uno conoce los objetivos en su vida y sabe como realizarlos. Sea en el amor, en la familia, en la vida social o en el ámbito laboral, volará por encima de los obstáculos terrestres hacia la plena satisfacción. Sueños de vuelo repetitivos indican una gran fortuna. Todas las tradiciones explican este tipo de sueños de la misma forma.

Si uno vuela con la forma humana, al mejor estilo Meter Pan, encontrará la felicidad y el éxito de forma natural. Si es un pájaro en su sueño, tendrá mucha suerte en su vida. Según algunas interpretaciones, este sueño también representa la vida sexual y el orgasmo.

 

Perderse

Este sueño suele tener un significado literal. Uno está perdido en la vida y extraña algo: el amor, el trabajo, la espiritualidad. La escena donde se pierde en su sueño tiene la clave para la salvación.

Uno puede soñar que ha perdido algo importante. El objetivo que pierde supone la clave del sueño. Tal vez esté preocupado o inseguro ante el camino que ha decidido seguir en la vida. También puede encontrarse en un momento de ajuste, intentando acostumbrarse a nuevas reglas.

 

Relaciones sexuales

Los sueños sexuales se refieren, básicamente a la resolución psicológica y la integración emocional de uno mismo/a. Pueden significar que uno debe ser más receptivo e incorporar en su propia persona aspectos de su compañero/a sexual en el sueño.

Por otra parte, el subconsciente puede estar recordando que no mantiene relaciones sexuales desde hace largo tiempo. En el caso de los hombres los sueños suelen ser tan vivos que llegan hasta a eyacular dormidos, y en el caso de las mujeres la situación es similar.

Un sueño de este tipo también puede representar deseos sexuales reprimidos. Si uno sueña que tiene relaciones sexuales con una persona que no es tu pareja, indica una falta de satisfacción con el componente físico de tu relación y dudas sobre el futuro.

Si uno es heterosexual y sueña con relaciones con alguien de su mismo sexo, no supone un deseo homosexual, sino una expresión de mayor autoestima.

Soñar que uno mantiene relaciones en público refleja algún problema relacionado con su sexualidad o su persona. A través de este sueño el subconsciente puede estar diciendo que debes expresarte de forma mas abierta. También puede ser que uno esté poniendo en duda sus ideas sobre el sexo, el matrimonio o el amor.

 

Infidelidades

Soñar con una infidelidad (propia o de otra persona) supone un aviso sobre la relación con la pareja. Tal vez uno/a guarde culpa sobre una relación sexual anterior o actual. Por otra parte, puede simbolizar insatisfacción son su relación actual.

 

Autor: Señor R.

Nota relacionada: A 50 años: La verdadera historia de la novia de la cuesta del gato