EsSalud indicó que la cantidad de decesos por COVID-19 en el país aumentó por sexta semana consecutiva.

“La mayoría de personas fallecidas en la última semana eran adultos mayores que no estaban vacunados o tenían incompletas sus dosis”, precisó Gino Dávila Herrera, presidente ejecutivo de la institución.

Según datos oficiales, las muertes causadas por la enfermedad pasaron de 64 en junio a 289 en la última semana de julio. Este número representa un incremento del 450%.

Herrera señaló que casi 11.000 personas han perecido por COVID-19 en lo que va del año. “El mayor número de víctimas se registró en febrero, mes que tuvo 3.807 fallecidos en plena tercera ola”, precisó.

Previous Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *